Bologna: “Hay que aprovechar la solidaridad latinoamericana para el tema Malvinas”

En el marco de la segunda jornada del Congreso de la democracia, el embajador Alfredo Bruno Bologna y Alejandro Simonoff disertaron en una mesa especial sobre los 30 años de la Guerra de Malvinas con reflexiones para la política exterior Argentina, coordinados por Graciela Zubelzú.

Simonoff comenzó exponiendo sobre la relación de Argentina con países del exterior a los largo de la historia,  recordando momentos como el canal de Beagle, el 2001 con Duhalde y el rechazo de Washington a colaborar con el país en relación a los bonos privados. “La crisis del 2008 modifica la política exterior ya que se priorizan cuestiones más importantes” explicó. Continuó diciendo: “La autonomía sola no garantiza nada, hay que buscar márgenes de maniobra”.

A su turno, Bologna presentó un enfoque sobre Malvinas desde dos planos históricos: pasado y futuro respecto a la recuperación de las mismas. Previamente hizo una breve reseña histórica en la que soslayó el interés del Reino Unido por estas “pampas húmedas”, por lo que dijo: “Gran Bretaña era el granero del mundo, y Argentina era considerada una perla de la Corona británica”. Explicó que Malvinas puede pensarse desde dos enfoques: a partir  de un análisis por años, estableciendo un antes y un después, o por los gobiernos sucedidos hasta hoy día. Él escogió resumir en seis ítems lo que son las Islas pasando por los últimos gobiernos. Comenzó por el gobierno de Ilia y continuó con Lanusse y la exportación agrícola a Gran Bretaña. Respecto a Perón dijo: “Hubo dos oportunidades perdidas para evitar tanto la guerra y lo que aconteció antes”. Prosiguió con Menem-Di Tella diciendo: “Tenían una posición más a favor de Gran Bretaña que hacia nosotros”. Finalmente, hizo referencia al gobierno actual: “Cristina tomó mi propuesta de cortar los viajes de Gran Bretaña a las Malvinas, y todavía no me lo agradeció”, ironizó humorísticamente.

Consideró a la política exterior como “ciclotímica”, porque se trata este tema pero finalmente todo eso “se viene abajo”. «Eso es lo que no debemos hacer, porque los temas nacionales son tan fuertes que nos perdemos las cuestiones internacionales”, finalizó.

 

Lucas Rivero
Revista Costados