BRICS, ¿Sólo un nombre?

La política internacional es juego apasionante de poder, donde los más poderosos dictan las reglas de juego. Sin embargo, con los vaivenes de la economía actual, el poder se está reconfigurando. Países como China se perfilan como los nuevos ‘pesos pesados’, entre estos nuevos países encontramos a los que conforman el B.R.I.C.S (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Es por esto que Gisela Pereyra Doval, Marcelo Montes, Clarisa Giaccaglia, Gladys Lechini y Carla Morasso se reunieron en el aula 203 para charlar sobre el tema.

La apertura estuvo a cargo de la Dra. Gisela Pereyra Doval quien realizó un acercamiento a la conformación del BRICS y se concentró en el caso brasilero y su condición de país con un gran potencial, debido a su gran atractivo agroenergético y sus expectativas de crecimiento de la clase media.

Para analizar la situación de Rusia, la palabra estuvo a cargo de Marcelo Montes, que desarrollo una introducción sobre el país, para luego exponer su mirada sobre la política exterior rusa, que se caracteriza por ser multivectorial, osea, que mantiene relaciones con distintos países o regiones con el resto del mundo.

India es otro de los países que conforma esta coalición y esto es producto, como bien explicó Clarisa Giaccaglia, de una activa política exterior dentro de diversos foros tanto regionales como extra-regionales. Que le permiten posicionarse como una futura potencia, aunque primero deberá resolver todas sus problemáticas socio-económicas internas, ya que están le constituyen su principal limitación a la hora de su consolidación.

Otro miembro cuya presencia es producto de una activa presencia de su cancillería es Sudáfrica. Presencia que se mantuvo a lo largo de los años a pesar de los cambios de gobiernos, y que se vio beneficiada por ser la principal economía del continente.

Por último, pero no menos importante, es el caso de China. Un país con un gran crecimiento económico en el último tiempo y que ve en el BRICS un útil aliado. Esto es así, porque debido a su influencia es que Sudáfrica se convirtió en miembro; motivado, según algunos intelectuales, por los intereses del gigante asiático en el país africano.

Sin dudas, estas fueron unas meras aproximaciones a esta compleja red de intereses que conforma el BRICS y cuyas consecuencias solo podrán ser medidas con el paso del tiempo.

 

Por Manuel Sanchez Grigioni
Revista Costados