¿Derechos para todos y todas? La política social asistencial: alcances y limitaciones a los derechos humanos y a la igualdad de género. El caso de la Provincia de Catamarca

Alumna: María Belén VERON PONCE  

Directora: Dra. Silvia LEVÍN

RESUMEN

La tesis analiza las políticas sociales asistenciales de Catamarca desde los enfoques de derechos y de equidad de género, y sus efectos en la construcción de ciudadanía de varones y mujeres destinatarios de dichas prácticas. Las visiones de pobreza y de género están presentes en los discursos y estrategias de intervención de los programas sociales que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Social, así como en las representaciones y prácticas que interactúan en las relaciones de género y el ejercicio de ciudadanía de los sujetos de las familias destinatarias.

Las políticas sociales son entendidas como un campo: se reconocen actores, trayectorias y disputas como recursos que permiten tipificar los modelos políticos que sostienen. Mediante el análisis de documentos y entrevistas a decisores e informantes clave se identifica el modo en que se define a los destinatarios, la naturaleza de los beneficios, las estrategias de intervención, los mecanismos de acceso y el contenido de los beneficios. Desde la teoría de la política social y utilizando el enfoque de género y el enfoque de derechos se construyó una matriz analítica que permitió identificar enunciados y prácticas para el análisis de las visiones de pobreza y de las ideologías de género. Esas visiones y esas prácticas, como representaciones de la condición de ciudadanía y las relaciones de género de los destinatarios, fueron trabajadas a partir de entrevistas para identificar cómo se definen las relaciones de género en la pobreza y el lugar que le cabe a la política asistencial en las estrategias de subsistencia de las familias.

Perviven regímenes políticos basados en una construcción autoritaria de poder, de corte patriarcal y patrimonialista, donde las políticas sociales asistenciales constituyen mecanismos de reproducción de las desigualdades, en tanto perpetúan injusticias socio-económicas y de género. La cultura política y ese régimen de gobierno en Catamarca obstruyen e impiden la garantía de derechos humanos a pesar de los avances y acuerdos internacionales para la aplicación de los derechos económicos, sociales y culturales en las políticas de desarrollo. La limitada conciencia de género de los destinatarios es el resultado de ese sistema, pero se contrapone con el deber del Estado de ‘promover’ la democratización de las relaciones, como estrategia de desarrollo y como exigencia de igualdad de género.