Los documentales en el Congreso de la Democracia

Francisco Matiozzi, el realizador audiovisual de Rosario, creador de Pochormiga, se presentó en la III edición internacional y X nacional de el Congreso sobre Democracia, acompañado de Luciana Lacarozza (Realizadora audiovisual) y presentado por Mariela Pasquini (UNR). Mediante una charla-debate compartió con los asistentes parte de sus producciones encaradas hacia el género documental, entre ellas Pochormiga que obtuvo varios premios tanto a nivel internacional como a nivel local.

El primer documental que expuso fue el afamado Pochormiga que habla sobre la lucha de Pocho Lepratti y su legado luego de su muerte en 2001, ganador de cuatro premios, otro en Buenos Aires que le abrió varias puertas, incluso en Italia. Contó que el proyecto comenzó a partir de un trabajo de tesis para la facultad. “No tenía pensado cómo iba a abordarlo, tenía la idea de una bicicleta recorriendo todo Rosario”, a esto agregó, “No quería hacer un documental sino un homenaje, y sin darme cuenta me metí en la historia de él. Me contacté con Gustavo Martínez que escribió el texto que leyó Kike Pesoa. Y se fue dando de a poco”. Añadió que el trabajo de tesis lo incitó a terminarlo. Utilizo Cámaras analógicas, digitales, “que se le pidió prestado a la escuela”. “Tener buen dinero no garantiza hacer una buena película, lo superador está en lo que uno aprende y no en la repercusión que tiene el film”, reflexionó.

Otro de los documentales que expuso fue “Militante” una serie de cuatro capítulos que abordan diversos hechos que causaron un impacto histórico en la provincia de Santa Fe y que fueron transmitidos por canal Encuentro. Con este proyecto gano el primer concurso de producciones para Televisión Digital, en el cual se ven diversos testimonios de quienes vivieron hechos como el Rosariazo. “Hubo gente que nos puso un límite en cuanto a los testimonios para Militante, y muchas veces nosotros queríamos pasar ese límite”, dijo.

Adelantó que el próximo año comenzará un proyecto de la misma vertiente pero más “ambicioso”, en el que en lugar de tratar cuatro historias regionales, serán latinoamericanas, y constará de ocho capítulos.

 

Lucas Rivero
Revista Costados