Poder y orden. Representaciones colectivas y modalidades de legitimación del poder presidencial en Colombia (2002-2010)

Alumna: Luz Margarita Cardona Zuleta

Título de la tesis: “Poder y orden. Representaciones colectivas y modalidades de legitimación del poder presidencial en Colombia (2002-2010)”

Director: Dr. Renán Silva

Co- director: Dr. Hugo Quiroga

Resumen

La Tesis Doctoral se propone contribuir a la comprensión del papel de los sistemas de representación social en la vida política, a través del estudio de las modalidades de legitimación y construcción del poder presidencial en Colombia, durante los dos períodos de gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010). Para lograr este propósito, se analiza el proceso mediante el cual un personaje como Álvaro Uribe Vélez, un outsider en política, como lo denominaron algunos analistas en su momento, llegó a construir, sobre la base de la apelación al orden, a la seguridad y al miedo que significaba “la amenaza terrorista” (representada sobre todo por la guerrilla de las FARC), un poder que le permite imponerse rápidamente sobre los otros candidatos y, una vez convertido en jefe de Estado, intenta “encumbrarse” sobre los otros poderes y eludir su control. Los discursos sobre el orden y la seguridad, y la utilización del miedo como instrumento de movilización política, le posibilitaron a Uribe Vélez permanecer ocho años en el poder, tiempo que se pudo haber prolongado otros cuatro años (su popularidad entre los colombianos lo hacía posible), si la Corte Constitucional no hubiera declarado inexequible el referendo que buscaba reformar por segunda vez la Constitución con el propósito de lograr su segunda reelección. En sus dos gobiernos, Uribe Vélez, pretende dominar a los partidos políticos y al Congreso de la República, situación a la que quiso llevar también al poder judicial, a los organismos de control y a la oposición democrática, aprovechando los avances obtenidos en materia de seguridad, especialmente en la lucha contra la guerrilla.

Desde los años ochenta hasta el gobierno de Andrés Pastrana Arango (1998-2002), el colombiano del común, tanto como sus gobernantes, habían sido persuadidos, en alguna medida, sobre la imposibilidad de que el Estado y sus Fuerzas Armadas estuvieran en condiciones de ganar la guerra que la insurgencia les había declarado desde mediados de los años sesenta. La investigación muestra de qué manera y mediante cuáles mecanismos simbólicos, discursivos y propagandísticos, este gobierno logra producir un cambio en la representación del conflicto entre los colombianos y paralelamente construir un poder en cabeza de un líder con visos caudillistas.