“Si en un barrio no entran los trabajadores sociales… entra la policía”

En el aula 209, el cuarto día del Congreso sobre Democracia se presentó el Panel especial: “Sindicalismo, políticas públicas y Trabajo Social en la Democracia liberal realmente existente”. Se debatió acerca del rol del estado en lo público y su relación con los sindicatos.
image-2Del panel participaron Ana Arias, Lic. en Trabajo social, el secretario general ATE Rosario, Raúl Daz y Juan Ignacio Lozano, además de los coordinadores y comentadores José María Alberdi y Efimia Lagiu, docentes e investigadores de nuestra Facultad.

“Me parece importante que en el Trabajo Social se le dé importancia al sindicalismo argentino”, comenzó diciendo Arias. Planteó ciertas cuestiones en su exposición: en el Trabajo Social hay que reconocer la suerte de trabajar que está ligada a lo público, al Estado, y para explicar esto tomó la diferencia con los abogados.

Además habló de una tensión con respecto al derecho y la inclusión, ejemplificando esto con la posición de parto en donde el médico se agacha analizando su condición de trabajo: “Es decir ¿Por qué no se acomoda la mamá?. En relación a esto, surge otra tensión que parece ridícula pero es compleja entre las condiciones de trabajo y lo público, interviniendo como actores sociales, los trabajadores sociales van a territorios que sin ellos se encargaría la policía”, sostuvo. Entonces preguntó: “¿Cómo hacemos para intervenir si el Estado está atado a esto y somos trabajadores del Estado?”.

La democracia después de la dictadura reconstruyó una lógica basada en los derechos y no en los deberes”, agregó, es decir, el Estado como un conjunto de derechos ante la fuga, hacia el pasado, hacia los valores, etc. “Para poder pensar todo esto tenemos que aprender del sindicalismo argentino que ha pasado por muchos procesos”, añadió.

Luego siguió Juan Ignacio Lozano hablando sobre los debates por el nuevo gobierno respecto a lo cual dijo que los trabajadores no estén discutiendo por el salario, sino que trabajen. A partir de esto se generó una ruptura y tensiones. Así mismo desarrolló una relación entre el capitalismo y experiencias sindicales ejemplificando en Argentina ligada al menemismo. Continuó con la importancia de las paritarias y el sindicalismo para discutir las condiciones de trabajo, ya que por esto se formalizan actividades que no se reconocían como trabajo, trabajos informales, y gracias al reconocimiento del Estado que formula leyes hace que la docencia en las universidades tenga una estabilidad ante la devaluación.

Lozano finalizó diciendo: “Hubo una recuperación sin sindicalismo argentino en este momento”, refiriéndose al triunvirato de la CGT, y trató la importancia de los sindicatos que siempre supieron instalar agendas y saber cómo magnificar debates en Argentina siendo tan dinámica.

Por Selena Cappello – CESOC