¿Qué hacer cuando se toma el poder? Visitas internacionales analizan el Brasil de Bolsonaro

En el marco de las actividades del Programa de Estudios Argentina-Brasil de la Facultad y de nuestro Doctorado en Relaciones Internacionales, nos visitaron los profesores brasileños, Hugo Suppo y Danny Zahreddine. En diálogo con la Secretaría de Comunicación y Gestión de Medios, los invitados opinaron y analizaron la coyuntura del país vecino post elecciones.

Por vía de los intercambios académicos que se realizaron entre el Programa de Estudios Argentina-Brasil de nuestra Facultad y el Núcleo de Estudios Internacionales Argentina-Brasil, el NEIBA de la Universidad de la UERJ (Universidad Do Estado Do Rio de Janeiro), el docente Hugo Suppo, participó de actividades en el Instituto de Investigaciones de la Facultad. También recorrió las nuevas instalaciones, Dany Zahreddine, Docente de la PUC Mina Gerais de Belo Horizonte, que arribó para dictar clases en el Doctorado en Relaciones Internacionales de nuestra casa de estudios. Los debates fueron ricos y sus visitas bien aprovechadas para pensar mejor la actualidad de nuestro país limítrofe.

Hace poco Brasil eligió nuevo presidente. Después de mas de una década de gobierno de sectores de izquierda, un candidato de derecha llega a la presidencia. El panorama brasileño es complejo. En diálogo con la Secretaría de Comunicación y Gestión de Medios, los invitados opinaron y analizaron las recientes elecciones y el futuro de la sociedad brasileña.

– Hugo Suppo: Es una coyuntura que está en plena construcción porque en Brasil entre el día de la elección y el cargo como presidente son tres meses prácticamente, entonces estamos en el medio de un proceso de negociaciones donde ya aparecen unos futuros ministros, otros que estaban en la lista y salieron (…) no sabemos qué tipo de Ministerios, que reformas va a hacer (…) como en la campaña no hubo un programa claro de lo que se pretendía hacer, no hay que entrar en pánico, hay que esperar, para desensillar hasta que aclare, ver las primeras medidas y a partir de ahí, tomar posición. Me parece sería muy peligroso pensar en las situaciones, es muy temprano, hay que esperar.

– Danny Zahreddine: Vivimos un momento de transformación, bien profundo. Porque no es la centroderecha no es la centroizquierda, hay una tendencia fuerte a la derecha con discursos que nosotros no estábamos acostumbrados a escuchar hace mucho tiempo. Entonces, vivimos ahora un momento que pensando desde el punto de vista político se convirtió en una oposición real y fuerte de una derecha o centro derecha fragmentada y ese espacio fue cerrado por un impacto de las crisis financieras, un impacto de las crisis políticas brasileras que favoreció mucho el surgimiento de un candidato que uno había pensado por completo afuera de las posibilidades de ocupar un cargo de presidente. Hay una transformación fuerte tanto del Congreso, como así también de los Ministerios y de ahí hay algo del candidato que venció en las elecciones que manifestó una serie de promesas (…) porque una cosa son las promesas fácticas del proceso de elección y otras con todas las instituciones brasileras funcionando encima de el con la que él va a responder a esas posiciones anteriores.

– Hugo Suppo: Ese es el dilema de todos los presidentes ¿Qué hacer cuando se toma el poder? porque generalmente son fuerzas diferentes que van apoyando, hay ex petistas, hay gente de extrema derecha peligrosos y hay una mayoría silenciosa, hubo voto protesta, hubo voto de todo tipo (…) el primer momento es buscar gobernabilidad y eso a mi me parece que a uno le garantiza que va a haber una paz social, porque no quiere complicaciones políticas, es evidente, quiere gobernar y el primer interesado en evitar radicalismos, es el propio Bolsonaro. Pero que va a pasar después, no sabemos.

– Danny Zahreddine:  Parece que en este caso, el no va a gobernar para agradar un partido especial, el va a gobernar para intentar colocar algunos principios que él mismo defendía hace muchos años (…) que sería la solución de problemas sociales a través de medidas de seguridad más que prácticas sociales, entonces, vamos a resolver el problema de la inseguridad social por medio de la policía y por medio de la liberalización del uso de armas que es un discurso que él sustenta hace muchos años,; con el discurso de que tenemos que acabar con esa historia de que los grupos negros, de mujeres y minoritarios son grupos frágiles y permitir que ellos ganen su fuerza sin un discursos de fragilidad, entonces el pone en movimiento una serie de requisitos que el mismo cree, en sus mas de 20 años de vida pública. Lo que mas impresiona es que les de una solución de manera fuerte y que buena parte de esa población comienza a dar voz a un discurso un poco más duro en ese sentido.

– Hugo Suppo: Eso tampoco es nada nuevo porque ya lo habíamos visto en las elecciones de Estados Unidos. El uso de esto yo no creo que tenga una influencia fundamental para que una persona vote un candidato u otro, yo no creo que tenga esa potencia extraordinaria. Que la noticia falsa existe es evidente y de los dos lados la han usado, porque estas denuncias son siempre orientadas: el otro hace y nosotros no. Esto es un problema que los sistemas democráticos van a tener que enfrentar, ¿qué hacer con estos instrumentos que son difíciles de controlar? porque es privado y si tocamos en esto podemos tener consecuencias graves también porque es la libertad individual de información (…) esto ha sido usado, sí, sin dudas, pero que esto justifique el triunfo de Bolsonaro me parece un exagero.

– Danny Zahreddine: El impacto fue enorme, la preocupación de eso por parte del PT fue tan grande que el PT intentó un acuerdo con Bolsonaro para que ambos registraran un pacto ético y colectivo sobre las informaciones y sobre estos aspectos, y Bolsonaro responde con un no sonoro. Después con el escándalo de que había posibilidad de que empresarios utilizaban empresas de marketing para hacer llegar millones de mensajes falsos para denigrar la imagen del PT eso disminuyó un poco (…) la realidad es que noticias falsas del PT invadieron a millones de personas y cuando eso disminuye, la diferencia de votos entre Bolsonaro y Haddad disminuye. Y vemos con mucha claridad en función de la propia sociedad brasileña que la falta de información es cualificada y en gran medida en el índice de buena parte de desinformación de la población brasileña estás noticias tuvieron un impacto tremendo. Han sido una parte fundamental para la elección, no estoy diciendo que es el único factor, hay una insatisfacción general, hay una frustración general, hay un ambiente de crisis político y económico que va a alimentar la búsqueda por una solución mas radical que no estaba en la izquierda, porque la izquierda no trae una propuesta de cambio y la extrema derecha presentó una propuesta de cambio radical.